Gå til hovedindhold

Fejlmeddelelse

Notice: Undefined index: und i include() (linje 7 af /srv/www/sites/all/themes/fagbladet_3f/templates/node/node--article--link-to-article.tpl.php).

Peligrosos productos químicos invalidan a empleados en la fábrica de Vestas en España. Los expertos denominan las condiciones por ser "irresponsables" y "totalmente increíbles". La revelación se produce sólo tres años después de un escándalo similar en Dinamarca. Vestas investigará las condiciones.

La falta de seguridad y la química peligrosa intoxican a los empleados de la gran empresa danesa de turbinas eólicas, Vestas.

A través de documentos médicos, la revista sindical, 3F, puede revelar que a varios empleados en los últimos tres años se les ha diagnosticado enfermedades pulmonares y reacciones alérgicas muy fuerte por el trabajo con epoxi e isocianatos en la fábrica de palas de Vestas en España.

A la vez, grabaciones e imágenes de la fábrica muestran cómo los gabinetes con productos químicos inflaman, barriles de productos químicos desarrollan vapores y las máquinas están engrasadas con productos químicos tóxicos.

- Tal como lo veo, Vestas tiene un manejo irresponsable de los productos químicos, dice Peter Hasle, catedrático de ambiente laboral de la Universidad de Aalborg.

El ex supervisor de la Autoridad Danesa de Ambiente de Trabajo, Hasse Mortensen, considera que varias de las circunstancias documentadas en Vestas son "completamente increíbles".

- Es una pura gorrinada. Esto simplemente no debe ocurrir en una empresa, afirma.

Un desastre

La revista sindical de 3F, Fagbladet, Fagbladet ha revisado los registros médicos de 12 ex empleados, que documentan que las enfermedades se deben al trabajo en Vestas.

9 de los 12 empleados dicen que han desarrollado reacciones alérgicas tan graves que reciben o han recibido una pensión de invalidez.

Los registros médicos que, Fagbladet 3F, ha revisado muestran que las enfermedades en España han surgido después de que se descubriera un escándalo similar en las fábricas de Vestas en Dinamarca en 2016.

- Es un desastre que el material tóxico esté tirado en el suelo al aire libre y sin ninguna protección. Es realmente malo, dice el profesor de medicina laboral, Fernando García Benavides de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

Opina que las condiciones en la fábrica de Vestas en Daimiel no cumplen con los requisitos de seguridad requeridos por las autoridades españolas.

Se incapacitan por el trabajo

Uno de los españoles que se ha enfermado, José Luis Malaguilla, de 41 años, cuenta cómo se le cerró el cuello después de un turno de trabajo de 12 horas en la fábrica.

Un colega lo llevó directamente al hospital, donde le dieron oxígeno y una inyección.

- Luego, mi médico me dijo que estaría muerto si hubiera pasado más tiempo antes de llegar al tratamiento, cuenta.

El médico diagnosticó a José Luis Malaguilla con asma ocupacional y eccema debido al contacto con isocianatos y epoxi en el trabajo. Trabajó en la fábrica de Vestas hasta 2017.

Varios empleados de la fábrica cuentan historias similares sobre la exposición a sustancias químicas que los dejan enfermos.

- Todavía hay muchos que se enferman y tenemos un ambiente laboral peligroso, dice Jesús Martin, representante del ambiente laboral en la fábrica de Vestas en Daimiel.

No es primera vez

Ante la revista de sindicato de 3F, Fagbladet, Peter Hasle y Hasse Mortensen enfatizan que está bien documentado y es notorio que el epoxi y los isocianatos pueden ser peligrosos para los empleados si no se manejan correctamente.

- En mi opinión, Vestas tiene la obligación ética de utilizar el conocimiento de la química peligrosa que ya tienen en Dinamarca al abrir una fábrica en España, dice Hasse Mortensen.

Hace sólo tres años, Vestas estuvo involucrado en un escándalo similar en Dinamarca, donde los empleados se enfermaban por trabajar con epoxi. En aquel entonces, Vestas prometió mejorar la seguridad de las fábricas.

- Incluso un caso ya es uno demasiado. Eso es seguro. Damos prioridad a que la salud y seguridad de nuestros empleados sea la mejor posible en toda la empresa, dijo el entonces encargado de prensa, Michael Zarin en mayo de 2016.

Los 12 españoles con los que la revista de sindicato de 3F, Fagbladet, ha hablado, han todos sido identificados con la enfermedad después del escándalo en Dinamarca.

Vestas investiga

En una respuesta escrita, Vestas afirma que la empresa conoce 19 casos reconocidos de alergias en la fábrica desde 2008, los cuales se deben a la epoxi. En 2018-2019, Vestas solo tiene conocimiento de dos casos reconocidos en la fábrica.

La empresa enfatiza que, independientemente de la cantidad, no aceptarán que los empleados se enfermen.

- Por la misma razón, Vestas investigará las condiciones en nuestra fábrica en Daimiel más detalladamente, ya que las imágenes y las declaraciones de los empleados no están de acuerdo con nuestras pautas ni nuestra percepción general de las condiciones en la fábrica, dice el jefe de prensa de Vestas, Anders Riis.

A pesar de esto, Vestas ahora hará "una revisión de todos los accidentes reportados en la fábrica", escribe Anders Riis.

Según los empleados de la fábrica, el número de enfermos es mucho mayor que los 19 casos reportados por Vestas.

Un inventario del representante de salud y seguridad en la fábrica, Jesús Martin, muestra que al menos 62 personas han cogido alergia al epoxi y problemas pulmonares al trabajar para Vestas desde 2015.